Health Trend México


Lo que se mueve en la industria de la salud

Búsqueda


Archivo


© D.R. Healthtrends México


Health Trend México

/ 0

Salud Pública

Hepatitis E, una enfermedad subestimada en México

29 mayo, 2017

A menudo escuchamos sobre la lucha contra la hepatitis B o C, pero existe un virus de hepatitis que se subestima y podría ser mortal, sobre todo en mujeres embarazadas.

Muchos países del mundo, incluido México, tienen dentro de sus objetivos de salud pública la prevención y el combate contra el virus de la hepatitis y mucha investigación se ha desarrollado con este fin, sobre todo en torno de la hepatitis C.

Este virus es causante de la hepatitis en forma aguda o crónica y cuya gravedad varía entre una dolencia leve que dura algunas semanas, y una enfermedad grave de por vida.

La mayor parte de los programas de medicina preventiva intentan evitar los contagios de este virus que se transmite a través de prácticas de inyección o de atención sanitaria poco seguras y de la transfusión de sangre y productos sanguíneos sin analizar.

Pero existe un virus que puede ser tan persistente y tan letal como el virus de la hepatitis C pero que poco se escucha hablar de él. Los médicos no piensan en él por desconocimiento o por lo poco frecuente que es, pero ese es probablemente el mayor problema en su contra. Se trata del virus de la hepatitis E y podría llegar a ser un problema de salud pública.

“Nosotros no nos hemos hechos conscientes de que es una enfermedad que puede ser grave y causar la muerte y que podemos diagnosticarla de una forma tan sencilla como pedir determinación de anticuerpos de IgM para esta enfermedad.

“(…) Pero nosotros los médicos, los clínicos ni siquiera pensamos mucho en ella. No pensamos en la hepatitis E porque el virus de la hepatitis A pues sí es más autolimitado, entonces pensamos más en el virus de la hepatitis B o C”, explica la prestigiada y reconocida Dra. Margarita Dehesa Violante, posterior a su plática sobre esta enfermedad en la Academia Mexicana de Medicina, en el Centro Médico Nacional Siglo XXI.

La Dra. Margarita Dehesa es una médico especialista con años de estudio sobre el hígado y la hepatitis y es considerada por los organismos de salud más prestigiados como un motor que ha impulsado el estudio de la hepatología en nuestro país.

“El virus de la hepatitis E puede ser causante de daño hepatico grave y el diagnóstico se puede establecer si se piensa en ella y se le busca con determinación de anticuerpos IgM y de carga viral. Es una enfermedad que puede tener un curso fulminante, sobre todo en mujeres embarazadas así como manifestaciones extra hepáticas”, detalla la Dra. Dehesa.

El virus de la hepatitis E, según datos de la Organización Mundial de la Salud se transmite por vía fecal-oral, principalmente a través de agua contaminada.

Existen al menos cuatro genotipos distintos: el 1 y el 2 solo se han encontrado en el ser humano, mientras que el 3 y el 4 circulan en varios animales (entre ellos los cerdos, jabalíes y ciervos) sin causarles enfermedad, e infectan ocasionalmente al ser humano.

La infección suele ser autolimitada y se resuelve en 2-6 semanas, pero a veces causa una enfermedad grave, denominada hepatitis fulminante (insuficiencia hepática aguda), que puede ser mortal.

Algunos de los síntomas y signos característicos de la hepatitis E, como en otros tipos de hepatitis son una fase inicial con fiebre leve, disminución del apetito (anorexia), náuseas y vómitos, que dura pocos días; algunas personas pueden tener también dolor abdominal. Además existe ictericia (coloración amarillenta de la piel y la esclerótica de los ojos).

En México, se tienen al menos dos casos documentados, según explicó la Dra. Margarita, de brotes de hepatitis E en dos comunidades de Morelos hace unos años, pero la especialista afirma que por agua contaminada otros brotes de la enfermedad podrían ocurrir o incluso una epidemia podría ser posible en cualquier momento y en cualquier lugar.

“Hay que buscarla más, cuando pidamos marcadores de hepatitis no olvidemos pedir hepatitis E, sobre todo en los casos en donde no tengamos evidencia de otra cosa porque el hígado se inflama por muchas cosas, pero si pensamos que es por virus, pues incluyamos el anticuerpo para el virus E  así podremos hacer más diagnósticos de esto.

“(…) Porque a veces no sabemos ni de qué se trata y además puede producir muerte, sobre todo en mujeres embarazadas”, recalcó la doctora.

 

Compartir mediante:

Comentarios

No hay comentarios aún.

Menu Title